El Síndrome del Tunel de Carpo

El síndrome del túnel del carpo (STC) se define como el atrapamiento del nervio mediano en el túnel del carpo, que está formado por el retináculo flexor y los huesos del carpo. Se asocia con traumatismos ocupacionales repetitivos, artritis reumatoide, embarazo, acromegalias, fracturas de muñeca, y otras condiciones, si bien en el 15 % de los casos es idiopático.

El STC se produce como resultado de la presión del nervio mediano bajo la aponeurosis flexora. Así mismo, el edema o la tenosinovitis de los tendones flexores pueden provocar un mayor volumen en el túnel carpiano desencadenando los signos y síntomas que le caracterizan. En general, el paciente presenta dolor y parestesias en la cara ventral de la mano, dedos pulgar, índice y medio, y en parte del dedo anular. El dolor es de tipo “quemazón”, con empeoramiento y parestesias nocturnas, y se agudiza también al efectuar determinadas actividades, como sujetar el volante para conducir, o sujetar un libro para leer. La pérdida de sensibilidad en la distribución del nervio mediano puede ocasionar una sensación de torpeza al caérsele algún objeto de la mano. La compresión prolongada del nervio mediano conduce a pérdida sensorial permanente, déficit motor y atrofia de la musculatura.

El STC es la neuropatía compresiva con mayor prevalencia. La incidencia de éste síndrome se sitúa entre el 0,1 % y el 10 %. La incidencia aumenta con la edad para los hombres, así como en las mujeres con edades comprendidas entre 45 y 54 años. La prevalencia en la vejez es cuatro veces superior en las mujeres que en los hombres. La edad está considerada un factor de riesgo para el deslizamiento y conducción del nervio mediano.

La evaluación requiere realizar una cuidadosa historia y examen físico del paciente, considerando el dolor, signo de Flick (el aleteo de las manos para aliviar las parestesias cuando acompaña a las parestesias nocturnas), prueba de Phalen, y prueba de Tinel. La evaluación mediante pruebas electrofisiológicas es necesaria para detectar las lesiones por compresión causadas por el atrapamiento nervioso.

Prueba de Phalen

Signo de Tinel

Prueba de Phalen

Signo de Tinel

Síndrome del túnel del carpo en el ámbito laboral
Los movimientos de flexión y extensión de muñeca efectuados por los trabajadores, y la velocidad y la aceleración de los mismos para cada plano de movimientos, influyen en los traumatismos acumulativos de muñeca en los trabajos manuales.

El STC puede estar causado y agravado por el trabajo. La postura de desviación de la muñeca en el plano de flexoextensión es un factor de riesgo. Los trabajadores que utilizan alternativamente aumento y disminución de fuerza en trabajos repetitivos, desarrollan un riesgo extra de presentar STC. Estos trabajos incluyen mecanografía, personal de cuidados sanitarios, enfermería, trabajadores industriales y de servicios del hogar.

El diagnóstico fisioterapéutico también tiene en cuenta el siguiente diagrama de la mano referente a la evaluación funcional y la clasificación del síndrome:

Clasificación para el diagnóstico del síndrome del túnel del carpo
Clásico
Dolor, hormigueo, entumecimiento, y/o sensación disminuida con o sin dolor por lo menos en dos de los dedos 1, 2 o 3.

Sin síntomas en la palma o dorso de la mano. También puede estar presentes síntomas en quinto dedo, dolor en muñeca o radiación proximal a la muñeca.

Probable
Igual como el tipo clásico, excepto los síntomas palmares, a menos que se encuentre reducido únicamente al aspecto cubital.

Posible
Dolor, hormigueo, entumecimiento y/o sensación reducida en al menos uno de los dedos 1, 2 ó 3.

Improbable
Sin síntomas en los dedos 1, 2 o 3

Sin síntomas

Evaluación funcional de muñeca y dedos en el síndrome del túnel del carpo
Las siguientes preguntas se refieren a la función de su muñeca y mano, durante el pasado mes:

1. Pude escribir fácilmente con un lápiz o una pluma.
2. Pude abrochar fácilmente la camisa o la blusa.
3. Pude girar fácilmente la llave en la cerradura.
4. Pude anudar fácilmente un lazo.
5. Pude abrir fácilmente un bote de comida.

Cuantos menos días hayan podido realizar estas actividades mayor disfunción de muñeca y dedos.

Medidas preventivas
Hay que tener cuidado con las manos cuando se trabaja, o cuando se practica alguna actividad con ejecuciones repetitivas, especialmente si requieren fuerza, vibración, o posturas inadecuadas. Por ello, en el ámbito laboral, los fisioterapeutas deben participar en el diseño y configuración del teclado para un puesto informático, y promover una posición neutra de muñeca que ayude a disminuir los desórdenes músculo esqueléticos relacionados con el trabajo, la tenosinovitis de muñeca y el STC.

También hay que prevenir otros factores de riesgo para el STC, como son la obesidad, la diabetes, el tabaquismo, o el consumo de alcohol, ya que en ocasiones pueden contribuir incluso más que el trabajo.

En el puesto informático, el teclado debe estar ajustado a la altura de los antebrazos, y hay que evitar las posiciones con flexión de muñecas, durante largos períodos de tiempo. 

Además, podemos ayudar a que la muñeca mantenga su posición neutra con el uso de férulas, que en ocasiones se puede emplear durante el descanso nocturno.

Tratamiento mediante ejercicios fisioterapéuticos
En cuanto a la realización de ejercicios, el estiramiento de la musculatura flexora (muñeca y dedos, aductor del pulgar y pronadores), realizados varias veces al día liberan la presión del nervio mediano. Cada estiramiento se mantiene unos 15 segundos, y se repite entre 8 y 10 veces.

Los ejercicios pasivos de estiramiento los ejecuta el fisioterapeuta, pero el estiramiento activo de la musculatura lo realiza el paciente guiado por el fisioterapeuta. (Fotos 2,3,4,5 y 6)

 Estiramiento Flexora Antebrazo

 Estiramiento Flexores Codos Estirados  Estiramiento Flexores con Brazo en Pronación

Estiramiento Flexora Antebrazo

Estiramiento Flexores Codos Estirados

Estiramiento Flexores con Brazo en Pronación

 Estiramiento Flexores de Muñeca  Estiramiento Abductor del Pulgar  

 Estiramiento Flexores de Muñeca

 Estiramiento Abductor del Pulgar

 

Para desarrollar fuerza muscular, se realizan ejercicios de fortalecimiento de la musculatura extensora de muñeca y dedos, y abductora de los dedos. 

Activo Flexores Muñeca

Resistido Flexores Muñeca

Activo Flexores Muñeca

Resistido Flexores Muñeca

 
Texto y fotografías:
Antonia Gómez Conesa
Catedrática de Escuela Universitaria de Fisioterapia de la Universidad de Murcia
Presidenta de la Asociación Española de Fisioterapeutas

 

Encuesta
Valora los contenidos de la información





Enviar cuestionario 
Copyright 2013 AEF. Conde de Peñalver 38 2º dcha. 28006 Madrid. Telf. 91 401 11 36 - info@aefi.net