Está aquí : Entrevistas  >  EntrevistaRubenFernandez

La AEF es miembro de: WCPT, ER-WCPT, IFOMPT, IPPA, IFSPT

Entrevista a Rubén Fernández profesor del curso de Reeducación Postural Global (RPG)

Pregunta. Háblenos en primer lugar de su trayectoria profesional y docente

Respuesta. Me dedico a la Terapia Manual desde el año 87 y desde entonces no he parado. He tenido la suerte de formarme en diferentes técnicas y con profesionales de primer nivel, con los creadores de algunos métodos, de los cuales he intentado absorber lo máximo posible y todavía a día de hoy sigo aprendiendo.

En cuanto a mi trayectoria docente, llevo ejerciéndola hace aproximadamente unos 14 años. Me he dedicado siempre a la Terapia Manual en Fisioterapia, he ejercido en diferentes ámbitos, desde Postgrados, Máster en diferentes Universidades tanto a nivel nacional como internacional, así como en diferentes especialidades. A fecha de hoy, además de mi labor docente, me dedico a coordinar los cursos de formación de RPG en Madrid, y realizo mi labor clínica en El Escorial, Madrid.

P. El concepto «cadenas musculares» parece imprescindible para comprender el método Reeducación Postural Global (RPG).

R. El concepto de cadenas musculares es un término que se utilizó en los comienzos de este método y que en la actualidad tiende al desuso. Es más correcto hablar de cadenas motrices con función estática.

Lo que si podemos decir es que tenemos una distribución topográfica, repartida por nuestra anatomía, de una serie de músculos que, por su función anti-gravitatoria, condiciona nuestro patrón postural, y el uso dinámico que hacemos de nuestra estructura.

RPG es sobre todo un método propioceptivo de inhibición, basado en la utilización del reflejo miotático inverso y en la puesta en tensión de los músculos anti-gravitatorios.

P. Músculos estáticos y músculos dinámicos. Explíquenos la diferenciación que realiza el método.

R. La diferencia se inicia desde el nivel histológico; ya a nivel microscópico se observa que existe una diferencia estructural que condiciona la función de los diferentes tipos de músculos: Por un lado, músculo fásico o dinámico es filogenéticamente más joven, la fibra muscular es más larga, blanco (menos hemoglobina), poco fibroso, con poco tejido conjuntivo, huso neuromuscular (aumento en saco), moto neurona alfa- fásicas y moto neurona que facilitan el movimiento.

Son músculos que están diseñados fundamentalmente para el movimiento, se fatigan rápido. Su fisiopatología es la debilidad, la hipotonía; tienden a relajarse, ya que no tienen que realizar labores anti-gravitatorias.

Sin embargo, las características del músculo estático son: rojo, corto, fibroso, con mucho tejido conjuntivo, filogenéticamente más antiguas, capilaridad óptima, resistente al estiramiento, se fatiga más despacio, husos neuromusculares en cadena, moto neuronas alfa -tónica (ax2) (tensión), todo hecho para resistir. Por su función anti-gravitatoria son músculos que tienden a la contracción concéntrica, lo que implica hipertonicidad, al acortamiento, a la rigidez. El efecto de esta rigidez a nivel articular produce coaptación. Y dicho efecto coaptativo reduce la calidad y la cantidad de nuestros movimientos, creando movimientos compensados; esta situación mantenida en el tiempo reduce la calidad de nuestros cartílagos, hasta su deformación, y es la responsable de muchos de los dolores articulares y musculares. Los músculos estáticos están repartidos estratégica y topográficamente por nuestra anatomía para asegurar una serie de hegemonías que hacen que nuestra vida sea más cómoda y nuestra supervivencia funcional esté lo más optimizada posible.

P. La atención a la respiración durante el tratamiento RPG ¿qué papel desempeña?

R. En una ocasión escuche decir que la vida es un ciclo respiratorio, ya que nacemos con una inspiración y morimos con una espiración, con lo cual imagina lo importante que es. Como hemos comentado, tenemos distribuciones topográficas que aseguran hegemonías vitales para la vida. Una de ellas se encarga de asegurar la hegemonía de la respiración. La cuestión está en que este conjunto de músculos no tienen exclusivamente función respiratoria, sino que además tienen la complicada labor de participar en la lucha contra la gravedad, son los músculos inspiratorios.

 Esta particular situación y su rigidez resultante, hace que tendamos a restringir la fase espiratoria de la respiración, tanto en su cantidad como en su calidad. Y la traducción fisiopatológica es que tenemos que respirar más cantidad de veces por minuto para que llegue la misma cantidad de nutrientes a los tejidos.

Es por ello que en RPG insistimos tanto en el trabajo respiratorio, pidiendo a nuestros pacientes que realicen un «suspiro prolongado», con la intención de estirar esos músculos inspiratorios que tienden a acortarse, y de esta manera liberar la rigidez.

Además, la respiración es una muy buena forma de interiorización y de comienzo de consciencia del cambio que se produce en el esquema corporal.

P. ¿Cómo se desarrolla el tratamiento RPG?

R. Es muy completo. En primer lugar hacemos una valoración del patrón postural, realizando una observación tridimensional del paciente. A continuación, con el interrogatorio, lo que pretendemos es localizar las situaciones en la cuales se despierta el dolor motivo de consulta, o en qué situación se agudiza la deformidad. Y, para finalizar, con lo que llamamos la reequilibración ponemos en tensión las cadenas musculares responsables, por su rigidez, de la alteración de la postura o del dolor del paciente. Con toda esta información llegamos a la conclusión de cuál es la posición ideal para poner en tensión la cadena que predomina y es responsable de la situación.

Durante el tratamiento vamos evolucionando progresivamente en la puesta en tensión, de tal manera que al principio del tratamiento aceptamos todas las compensaciones necesarias para el paciente y, al final de la sesión, las mínimas posibles. Como diría Souchard, lo mejor que te puede pasar en la sesión es que aparezca, o bien el dolor, o el incremento de la deformidad. Ahí es donde este método es eficaz, ya que sin grandes esfuerzos podemos modular y hacer pasar el dolor definitivamente o moldear la deformidad.

P. ¿En qué consisten las «posturas» de las que habla el método?

R. El método dispone de dos familias de posturas, en las cuales ponemos en tensión «la cadena anterior» y/o la «cadena posterior», en función de cómo colocamos el ángulo coxofemoral del paciente, y a su vez decidimos si los miembros superiores tienen responsabilidad y si han de ser considerados en el trabajo, o si el motivo de consulta tuviera relación con ellos. A continuación, en esa evolución de puesta en tensión vamos venciendo puntos de rigidez y buscando lo que llamamos el «fluage»; es decir, la deformación definitiva de un tejido (que partía de una situación de rigidez), tras ser sometido a una puesta en tensión prolongada.

El paciente mantiene las correcciones «sin esfuerzo», pero con trabajo; y siempre con un correcto control de la respiración. Al final del trabajo, el paciente trabaja una última postura, en la que integra los cambios conseguidos en su esquema corporal.

P. ¿Qué tipo de patologías son susceptibles de ser tratadas mediante el método RPG?

R. Todas aquellas que tengan relación con el aparato locomotor, desde los problemas articulares a todos los niveles, morfológicos (escoliosis, cifolordosis, etc.), cuadros dolorosos., pre y postcirujias, algunos tipos de afecciones neurológicas etc.

Aunque donde yo creo que la RPG es espectacular es en la escoliosis y en dolor de origen articular.

P. ¿Es posible su aplicación a cualquier edad?

R. Si, aunque visto desde fuera pudiera parecer ser un trabajo intenso para una persona de cierta edad, pero la realidad es que, cuanto mayor y más rígido es un paciente, más agradece el trabajo con este método. Al principio de la sesión respetamos cualquier compensación que necesite la persona; es imprescindible respetar su relativo confort de partida.

En cuanto al trabajo con niños, desde que tienen un mínimo control sobre su propiocepción y su esquema corporal, se puede empezar a trabajar con ellos. Tanto es así que la prevención de las escoliosis debe tratarse antes del pico de crecimiento, es decir antes de los 9 años de edad.

P. ¿Cuáles son los orígenes de este método?

R. Este método nace a partir de la edición de la obra «Reeducación Postural Global, método del campo cerrado», que sale a la luz en 1981. Desde Saint Mont (Francia), centro neurálgico de este método, se evoluciona en la publicación de libros (estamos a punto de editar el último), investigación y traducción de los textos a varios idiomas: español, inglés, italiano y portugués. De hecho, se enseña en Francia y en países como Italia, Suiza, Bélgica, España, Portugal, Canadá, Brasil y Argentina, Venezuela. En la actualidad son más de 6.000 fisioterapeutas los formados en el método.

P. ¿Cuándo comenzó a conocerse e implantarse en España?

R. Si no recuerdo mal, en 1986 empezó la primera promoción en Bilbao, gracias a la iniciativa y trabajo desde entonces hasta hoy de Aitor Loroño y su Instituto de Terapias Globales; después se sumaron como organizadores Montserrat Palacín en Barcelona y Josefa Jiménez en Madrid, la cual desgraciadamente ya no está entre nosotros.

Llevamos 30 promociones, con más de 1.300 fisioterapeutas formados y una Asociación Española que se encarga de difundir y defender a los profesionales formados y al propio método. Podéis visitar su web en www.rpg.org.es. Allí ponemos al día todas las novedades, agenda, contactos a profesionales por distribución geográfica...

P. Para finalizar, explíquenos los objetivos y características del curso de Introducción al método RPG que ofrecerá este año en Madrid, dentro del Programa de Formación Continuada de la AEF.

R. El objetivo de este seminario es introducir a los interesados en el método, con el siguiente programa: presentación del método, descripción de las cadenas musculares, fisiología y fisiopatología de las cadenas musculares, examen de retracciones musculares, prácticas del examen de retracciones posturales, descripción de las familias de posturas, teoría y práctica de las posturas de trabajo (indicaciones y contraindicaciones), teoría y práctica de las posturas trabajo (indicaciones y contraindicaciones), protocolo de autoposturas (teoría y práctica), reeducación respiratoria (teoría y práctica) e integración de los cambios en el esquema corporal. Creemos que con este seminario de introducción, el alumno tiene herramientas suficientes para familiarizarse con el método, determinar una alteración postural y trabajar básicamente con ella.Por otro lado, el tema de las autoposturas es muy interesante, ya que el alumno siente en sí mismo el trabajo y cómo mantener en el tiempo el beneficio de lo conseguido.

Formación continuada
No hay eventos para mostrar.